La vida de las vacas lecheras

Las vacas lecheras se crían para la producción de leche. Estas vacas tienen que parir regularmente para poder producir leche. Normalmente se separa a los terneros de su madre poco después de nacer, y entonces se usa la leche para el consumo humano.

Las vacas de leche pueden producir gran cantidad de leche, especialmente hoy en día gracias a la selección especial, la avanzada tecnología lechera y una buena gestión. De media, una vaca lechera puede producir entre 28 y 30 botellas de leche al día. ¡Imagina cuántos tazones de desayuno podría llenar!

Los granjeros tienen que prestarles atención a las vacas lecheras que producen mucha leche porque pueden ser propensas a muchas enfermedades (sobre todo en las pezuñas y en las ubres), lo que causa problemas de salud y de bienestar a la vaca.

Para producir tanta leche, las vacas lecheras necesitan una dieta que les proporcione mucha energía y mucha agua. Por lo tanto, las vacas lecheras tienen que estar bien alimentadas e hidratadas. Las vacas son animales sociales y les gusta tener contacto con otros animales y con las personas. La cuadra de las vacas tiene que estar limpia y bien cuidada, al igual que las máquinas que se usan para ordeñar. Para evitar infecciones hay que limpiar y desinfectar toda la granja regularmente. Estas medidas son muy importantes.

Hay que tratar a los animales enfermos inmediatamente y separarlos de los demás.

Por lo tanto, la salud y el bienestar de los animales están estrechamente relacionados.

Ya estás preparado para criar vacas ¡disfruta del juego!

La vida de los animalos