La vida de los cerdos

Los cerdos, como otros animales, necesitan estar física y mentalmente activos y sanos mientras están creciendo. Por lo tanto, dependen de que los humanos les proporcionen las condiciones de alojamiento y los materiales para que se desarrollen de forma adecuada. Para administrar una granja de cerdos, es muy importante entender las necesidades de los cerdos y conocer las posibles situaciones estresantes que pueden experimentar en las distintas épocas de su vida.

La mayoría de los cerdos de la UE se crían bajo techo. Son necesarias condiciones de alojamiento y alimentación diferentes según la etapa de la vida del cerdo. Por ejemplo, los cerdos recién nacidos y sus madres tienen necesidades diferentes a las de los cerdos adultos completamente desarrollados; como siempre, a las crías hay que tratarlas de forma distinta que los adultos. Por lo tanto, los cerdos se agrupan en grupos diferentes en la granja, de acuerdo con su edad y necesidades.

Los cerdos tienen que tener una vida activa, con muchas cosas en las que ocuparse y condiciones adecuadas en las que vivir. Las necesidades básicas de un cerdo son:

  • Comida y bebida: en todas las etapas de su vida, los cerdos necesitan una provisión adecuada de agua y una dieta equilibrada. En los primeros días de vida, los cochinillos necesitan la leche de su madre que contiene una sustancia especial llamada calostro para protegerles de las enfermedades. Tras el destete y durante la edad adulta hay que darles la cantidad adecuada de alimentos con gran aporte energético y de fibra para cubrir sus necesidades. Los cerdos también tienen otras necesidades, incluyendo la libertad para rebuscar y explorar. Es el hábito de hurgar en materiales como paja o virutas de madera, y refleja la forma en que buscarían comida si estuviesen en estado salvaje.
  • Dormir: los cerdos necesitan dormir adecuadamente para relajarse y evitar el estrés. A menudo prefieren dormir al lado de otros cerdos para tener compañía.
  • Interacción social: los cerdos son animales sociales y les gusta vivir en grupo y relacionarse amistosamente entre sí. Sin embargo, si se junta de repente a cerdos que no se conocen, pueden asustarse y ponerse agresivos.
  • Jugar: los cerdos son muy curiosos y tienen una tendencia natural a explorar. Por esa razón, necesitan materiales (como paja) para jugar y espacio suficiente para moverse.
  • Ejercicio: como la mayoría de los animales, los cerdos están más sanos si se pueden mover y gozar de actividad física.
  • Limpieza: los cerdos son animales limpios (¡a pesar de la imagen que se tiene de ellos!) y necesitan mantener su cuerpo limpio de sustancias dañinas. Los cerdos deberían poder rascarse o revolcarse en agua o barro, y tener una zona de desperdicios separada de la zona de vida normal.

El ciclo de vida de un cerdo  

El periodo de gestación (duración la preñez) de una cerda es aproximadamente de unos 112 a 115 días, y una camada media se compone de unos 11 cochinillos. ¡Qué gran familia! Los cochinillos nacen en “corrales de parto” y pasan allí de 21 a 28 días, mamando la leche de su madre.

Una vez que los cochinillos están destetados, se les lleva a distintos corrales y los mezclan con cerdos de otras camadas en un edificio de forma que tengan espacio para crecer. Aquí hay que tener especial cuidado con ellos, porque muchas veces les estresa el cambio de dieta y el entorno.

Tras unas 5 semanas, cuando los cochinillos alcanzan cierto peso (unos 30 Kg.), se les vuelve a trasladar a un nuevo destino, para que tengan espacio donde terminar de crecer. Generalmente los cerdos crecen hasta los 90 Kg. – 160 kg. En sus nuevos corrales, los cerdos tendrán que mezclarse con otros cerdos de diferentes camadas, ya que están divididos según el peso. La persona encargada de los cerdos en esta etapa debe vigilar cuidadosamente para asegurarse de que cada cerdo tenga espacio suficiente, que no haya peleas entre los nuevos compañeros de corral y que haya suficiente material de juego. Una buena higiene, un revestimiento del suelo apropiado, un sistema organizado para el estiércol y un trato cuidadoso son factores muy importantes también para asegurar la salud y el bienestar de los cerdos.

Ahora, ya sabes mucho sobre los hábitos de los cerdos y estás preparado para criarlos en este juego. ¡Buena suerte!

La vida de los animalos